hover animation preload

El barón de Ballantrae
Por Beldz en


Título: El barón de Ballantrae
Guión, Dibujo: Hippolyte
Editorial: Norma
Formato: Tapa dura, color , 192 págs.
Precio: 24€
Resumen: Escocia, 1745. Se avecina una guerra civil entre los partidarios del rey Jorge y de los Estuardo. Para conservar sus tierras, el viejo lord de Durrisdeer y de Ballantrae decide abrazar las dos causas: el hijo mayor luchará a favor de los Estuardo, mientras que el pequeño seguirá fiel al rey Jorge. Una separación que dividirá aún más a dos hermanos enfrentados desde siempre y que solo puede presagiar tragedia.

El barón de Ballantrae ha sido, para mí, un pequeño descubrimiento. A pesar de mi aprecio por todo aquello relacionado con lo escocés, mi desencanto actual con el cómic francés y, en especial, el dibujo de Hippolyte, hicieron que no le prestara demasiada atención. Empecé su lectura de casualidad, al encontrármelo en la biblioteca. Hippolyte se basa en el cuento "The Master of Ballantrae"(1889), de Robert Louis Stevenson.

La historia se situa en la Escocia de 1745. A pesar de su unificación con Inglaterra en 1707, los partidarios (jacobitas) de la Casa de Estuardo se mantenían fuertes en la región. Muchos fueron los llamados levantamientos jacobitas que tuvieron lugar durante el siglo XVIII. En 1715, por ejemplo, y tras la subida al trono de Inglaterra de la Casa de Hannover -desplazando así a la anterior dinastía reinante, los Estuardo-, se intensificaron las revueltas. En 1745, año en el que empiezan los acontecimientos narrados en el cómic, se produjo un gran levantamiento armado con el fin de derrocar a la monarquía británica y situar en el trono inglés al príncipe Carlos Estuardo, conocido como "Bonnie Prince Charlie", hijo de Jacobo III. El 16 de abril de 1746, en la batalla de Culloden, las fuerzas jacobitas fueron derrotadas definitivamente.


Al lord de Ballantrae y de Durrisdeer se le presenta, así pues, un dilema: o se muestra partidario de los Estuardo o de los Hannover. Su indecisión es de tal calibre que decide enviar a su hijo mayor a luchar junto a las tropas del príncipe Carlos Estuardo; mientras que su otro hijo se quedaría junto a su padre, apoyando al rey Jorge. Ambos hermanos, de personalidad muy distinta y enfrentados desde pequeños, se distanciarán aún más, sembrando un rencor que irá in crescendo rápidamente. Mientras James está fuera, apoyando la causa jacobita, y creyendo su familia que había muerto, Henry recuperará el título como barón y se casará con Miss Alison -la antigua prometida de su hermano James-. La aparición de un tercer personaje, Mackellar, será especialmente relevante a lo largo de toda la obra.


La desgracia se cierne sobre Henry cuando llega la noticia de que su hermano sigue vivo; a partir de ese momento, James acosará contínuamente a Henry, convirtiéndose en una auténtica pesadilla. Podremos apreciar su personalidad retorcida, codiciosa; una lucha intensa entre hermanos que acabará de la peor manera posible, en tragedia. Una historia de ambiciones, de maldades, de odio y de venganza que Hippolyte sabe recrear perfectamente. A través de un dibujo acuarelado, pero muy expresivo y personal, el autor nos transmite contínuamente esa sensación de intriga y de misterio que lleva implícita la obra de Stevenson. Una muy buena adaptación gráfica que recomiendo especialmente.

Comentarios (5)

5 comentarios:

Loren dijo...

La verdad es que no he leído buenos comentarios sobre la parte artística (aparte de que el precio me parece bastante elevado para la edición), aunque a mi no me disgusta del todo, ni me convence excesivamente. No lo he leído, pero la impresión que da es que todo es demasiado claro y luminoso, a lo mejor me equivoco y muchas escenas tenebrosas.

La novela de Stevenson llevo tiempo queriendo leerla, a ver si algún día me la encuentro en alguna librería, que la edita Valdemar.

El cómic no me importaría leerlo, pero antes lo leeré en prosa. :)

Beldz dijo...

Hombre, es que el dibujo es muy personal. A mí tampoco me gustaba en absoluto. Estéticamente me parece feo porque, a parte de usar la acuarela, que ya de por sí deja unos trazos muy diluidos, deforma los rostros. Mucha gente deja de leer un cómic, o no le da una oportunidad, porque el dibujo no le atrae. Eso es muy respetable, claro, y creo que esa es la causa principal de que muchos no quieran leer El barón de Ballantrae. Ya de entrada no atrae.

No pienso que el dibujo claro que transmite la acuarela en algunas viñetas impida que se cree una atmósfera decadente. Creo que los colores están bien escogidos y transmiten lo que tienen que transmtir.

Loren dijo...

Sí, yo si le echo un vistazo a un dibujo y no me atrae, le doy otra oportunidad, porque eso es juzgar un libro por las tapas. A mi la acuarela me gusta (mira Blacksad, por ejemplo xD), pero en mi opinión personal prefiero otro tipo de dibujo para una atmósfera decadente u opresiva. Aún así, yo leería con gusto este cómic, después de leerme la obra original de Stevenson, claro.

Beldz dijo...

Sí, en verdad yo también preferiría otro tipo de dibujo para estas historias, pero no sé, cuántos más días pasan (lo terminé el domingo pasado), más aprecio tengo por este cómic.

Ah sí, y como dices, el precio está subidísimo. Un timo, vamos.

Jolan dijo...

Coincido con vosotros en que el dibujo echa para atrás en un primer momento, pero desde luego la historia parece interesante (y si la original es de Stevenson ya es toda una garantía).

Publicar un comentario en la entrada